El pasado martes asistí al desayuno organizado por Esade, junto con la consultora Mercer, en el que se presentó el estudio comparativo que da título a esta entrada.

El informe analiza la evolución que han tenido en España, en cuanto a rentabilidad y riesgo, los fondos de pensiones individuales, los fondos de inversión y los fondos de pensiones de empleo.

Donde Ahorramos

Lo primero que se aprecia en el informe es que la tendencia en España es claramente a ahorrar en inmobiliario. No en vano un 71% de la riqueza de los españoles está en activos inmobiliarios –incluida la vivienda habitual– frente a países como Estados Unidos, Reino Unido o Alemania donde la riqueza inmobiliaria de las familias representa un 30%, un 50% ó un 60% respectivamente.

Por lo que respecta al ahorro financiero, para ir entrando en materia, vemos que no somos especialmente arriesgados y del total del ahorro, un 42% está en la actualidad en depósitos. Y eso cuando la situación de mercado nos lleva a tipos en torno al 0%.

El ahorro para la jubilación

Nos guste o no nos guste hay que acabar ahorrando para la jubilación. El mensaje debería ser ‘hágalo donde quiera, pero lo que es evidente es que el sistema de pensiones acabará entrando en dificultades y necesitará de ese ahorro’.

Es evidente que la relación entre la pensión y el último salario va a ir bajando desde el entorno de los ochentas por ciento a los sesentas o incluso menos. Así que es necesario ahorrar. ¿Y donde estamos ahorrando?

Del informe se desprende que la inversión (el ahorro) en renta variable está alrededor del 20% en nuestro país. Pero con los estudios ya realizados al respecto, los autores se preguntan si no sería más lógico que este tipo de fondos (pensiones) tan a largo plazo estuvieran más invertidos en renta variable.

La respuesta es que si, pero la realidad lo desmiente.

Análisis de los fondos y resultados en rentabilidad y riesgo

Los resultados medios obtenidos por cada una de las tres categorías analizadas es la siguiente:

Rentabilidad Neta Rentabilidad Bruta
Fondos de Inversión 3,1% 4,6%
Fondos de pensiones individuales 2,9% 4,7%
Fondos de pensiones de empleo 3,9% 4,2%

La diferencia entre la rentabilidad bruta y la neta corresponde a las comisiones. Principalmente de depositaría y gestión. Y como podemos observar, los fondos de pensiones de empleo tienen mucha menor pérdida por comisiones (relacionado con la fuerza negociadora de la empresa que contrata el fondo).

A los datos anteriores le añaden el riesgo y lo comparan con la rentabilidad

10 Anyos de ahorro colectivo img1

Fuente: 10 Años de ahorro colectivo

Vemos como los fondos de pensiones de empleo se sitúan más a la izquierda, es decir, asumen menos riesgo.

Para ver que ha pasado por categorías, dividimos entre cuatro niveles de riesgo.

Fuente: 10 años de ahorro colectivo

Fuente: 10 años de ahorro colectivo

Y lo que se observa es que no se puede demostrar que los fondos de pensiones se estén gestionando de una manera diferente a la de los fondos de inversión.

Y eso no debería ser así porque los fondos de pensiones tienen un mayor plazo objetivo. Lo que debería llevar a inversiones con mayor duración, mayor liquidez y mayor volatilidad para obtener mayor rentabilidad a largo plazo. Pero estas ventajas no se están aprovechando.

De todas formas, segmentando los fondos, como vemos en el siguiente gráfico, vemos como elegir bien el fondo, para estar entre los del cuartil superior, compensa las comisiones. Buenos fondos y buenos gestores retribuyen mejor el riesgo que se asume.

Fuente: 10 años de ahorro colectivo

Fuente: 10 años de ahorro colectivo

 

Conclusiones

Las comisiones acaban incidiendo de manera muy importante en la rentabilidad final que obtenemos.

Los planes de pensiones debería invertir de otra manera. Mayores duraciones (Macaulay duration), mayor volatilidad, etc.

La decisión de asset allocation –porcentaje invertido en cada clase de activo– es la clave. Pero se ha de tener en cuenta que la diversificación aporta valor y ésta la encontramos más en fondos de inversión, mientras que cuesta encontrarla en fondos de pensiones.

Share This